18 Ejercicios De Gratitud Para Obtener La Felicidad

0
513
Mujer disfrutando el otoño

El único secreto para desbloquear tu felicidad es este: gratitud, podrías pasar el día entero investigando acerca de la felicidad y leer fascinantes artículos basados en la ciencia sobre cómo la gratitud está directamente relacionada con la felicidad (1).

La felicidad no es algo que persigues, sino algo que adquieres haciendo un progreso significativo y dedicando tiempo a lo que más valoras. La felicidad proviene de amar el viaje, no de perseguirlo como destino.

La gratitud se trata de aumentar tu conciencia de tu increíble vida, para ayudarte a desbloquear más felicidad en tu vida, elaboramos esta lista de lo que debes hacer.

18 ejercicios de gratitud

Comienza a practicar la gratitud poniendo en práctica los ejercicios de esta lista. Al practicarlos diariamente, te aseguramos que encontrarás más significado y felicidad en tu vida, te animamos a que te comprometas con tu práctica, porque como cualquier hábito nuevo, habrá momentos en los que no tendrá ganas de estar agradecido, ¡pero supere estos días y encuentre algo por lo que estar agradecido!

  1. Levantate temprano.

Muchas personas se despiertan con el tiempo justo para hacer todo antes de ir al trabajo o al gimnasio.

¿Qué pasaría si te despertaras 15 minutos antes para darte un respiro y revisar todas las cosas maravillosas que tienes en tu vida? Tómate ese tiempo de gratitud antes de comenzar tu día.

  1. Establece una intención positiva.

Aborda tu día con una intención positiva: Voy a disfrutar esta hermosa mañana estando completamente presente, O: Voy a hacer ejercicio esta mañana y comenzaré mi día con fuerza. O decir: voy a alimentar mi cuerpo con un desayuno saludable para estar lleno de energía.

Cada paso de acción positiva comienza con la semilla de una intención.

  1. Aprecia las cosas pequeñas.

Una forma sencilla de practicar la gratitud es comenzar a notar y apreciar las cosas pequeñas en tu vida, por ejemplo tu taza de café por la mañana, una sonrisa de tu cónyuge, un bolígrafo de tu color favorito, una risita de tus hijos, una habitación bellamente decorada o un día soleado.

Cuanto más notes todas las pequeñas cosas que aprecias, más fácil te resultará practicar la gratitud de forma natural.

  1. Designa un lugar de gratitud.

Encuentra un lugar en tu casa donde puedas coleccionar algunas cosas que te hagan feliz, al escribir este artículo, tengo una pila de tres diarios coloridos en el escritorio que me hacen feliz, cada uno tiene un uso diferente: citas favoritas, consejos de escritura y uno designado específicamente para la gratitud.

Puedes usar un tablón de anuncios o pizarra para publicar imágenes que te hagan feliz, citas inspiradoras, imágenes motivadoras o logros personales, la clave es tener un lugar que te haga sentir lleno de gratitud cuando lo veas.

  1. Anota tres cosas al día.

Nos encantan los cuadernos clásicos, pero puedes usar tu teléfono celular si lo prefieres. Registra tres cosas por las que estás agradecido hoy, trata de pensar en cosas nuevas cada día para expandir tu conciencia.

Puedes anotar que estás agradecido por una de tus comidas favoritas, por tu familia, un hábito saludable que has desarrollado, un evento al que planeas asistir o incluso una canción que te hace sentir tranquilo y relajado, anota tres cosas todos los días.

  1. Dale las gracias a alguién.

Cuando tenemos pensamientos positivos sobre otras personas, a menudo no los expresamos.

Dile a tus padres “gracias” por lo increíbles que son, dile a tu amigo que ella o él te inspira a mejorar, comparte tu gratitud con los amigos agradeciéndoles que sean generosos y amables contigo.

“Sentir gratitud y no expresarla es como envolver un regalo y no darlo”. William Arthur Ward

  1. Haz algunos actos de amabilidad al azar.

Fíjate cuántas cosas amables haces al día, sonríele a un extraño o abre la puerta a alguien.

  1. Ama los contrastes.

Si lo tuyo es el sol de verano, debes saber que lo amas tanto porque sobreviviste a esta cosa llamada invierno, el invierno te da el regalo de apreciar el verano.

En lugar de lamentar los cambios que no te gustan, date cuenta de que el contraste es el regalo, un día en el que te sientas cansado te hará apreciar el día en que estás lleno de energía.

Disfruta de la belleza del invierno o verano en lugar de desear que no lleguen tan pronto. No vivir junto al mar puede hacer que aprecies aún más una vista al mar.

  1. Haz una lista de tus cosas favoritas.

Jugar con sus hijos, tener citas nocturnas, leer, escribir, correr… haga una lista de sus actividades favoritas.

¿Con qué frecuencia haces esas cosas? Con demasiada frecuencia dejamos de lado a nuestras actividades favoritas para hacer todas las cosas que se supone que debemos hacer, priorízate y sentirás más gratitud garantizada.

  1. Busca lo bueno.

En cada percance, puerta cerrada, oportunidad perdida o adversidad, hay algo bueno que puedes encontrar y aprender de ello.

Decide que siempre buscarás lo bueno, puedes encontrar una lección, un poco de sabiduría, una nueva oportunidad, combustible para cohetes para su próximo objetivo o una fuerza que no sabías que tenías.

  1. Da la vuelta a la mesa y comparte la mejor parte de tu día.

Enseña a sus hijos la gratitud viviéndola. Mientras disfrutas de la cena, miré a los ojos a cada miembro de tu familia y comparte lo mejor de tu día con ellos, no tienes que esperar hasta el Día de Acción de Gracias para expresar tu gratitud en voz alta.

  1. Cuando no puedas dormir, expresa gratitud.

Estrés y listas de tareas pendientes pueden mantenerte despierto por la noche, omite el conteo de ovejas y repasa mentalmente las bendiciones que ha recibido, te garantizamos que esto te ayudará a dormir.

Dale a tu mente la paz y la alegría que provienen de reflexionar sobre todo lo maravilloso de tu vida.

  1. Rodéate de lo positivo.

La ciencia nos dice que estamos muy influenciados por nuestras amistades, así que asegúrate de que las personas con las que pasas la mayor parte de tu tiempo sean positivas, limita el tiempo con personas tóxicas y aspira a estar cerca de aquellos que te levantan.

Las citas positivas, las imágenes y las historias también ayudan, también las flores en tu escritorio o en la mesa del comedor, crea un ambiente que te haga sentir positivo.

  1. Escucha tu música favorita.

La música que resuena contigo puede levantarte el ánimo enormemente, usa la música para inspirarte a sentir más gratitud por tu vida.

  1. No te prepares esperando lo peor.

Cuando algo sale mal temprano en el día (romperse una uña, llegar tarde, un desafío en el trabajo) tal vez esperes que el resto de tu día salga mal también.

No sigas ese patrón mental, en lugar de eso planea para lo bueno, aunque tengas momentos malos durante el día, no te estanques.

  1. Saborea.

¿Alguna vez bebiste una taza de café lentamente porque sabía muy bien y tenía la temperatura perfecta? No quieres que tu momento feliz con tu café caliente termine, así que lo bebes lentamente, eso es saborear.

Saborear es una manera de hacer que tus momentos felices duren más, así que saborea tus vacaciones tomando fotografías para disfrutarlas después, saborea a tu familia dejando el teléfono, mirando a tu alrededor y sintiéndote agradecido, saborea sumergiéndote en el momento presente.

  1. Envía un mensaje de texto o un correo electrónico.

Nuestras conexiones sociales con los demás son fundamentales para nuestra felicidad.

Fomenta tus relaciones expresando aprecio por las personas en tu vida, tanto personal como profesionalmente. ¿Qué pasaría si enviaras un mensaje de texto o correo electrónico positivo cada semana a alguien?

  1. Retribuye compartiendo esta lista.

Nada puede hacerte sentir más gratitud que saber que ayudaste a otra persona a ser más feliz. Comparte esta lista de gratitud con alguien que te importe.

Cuéntanos: Antes de leer este artículo ¿Practicabas la gratitud? Nos encantaría escuchar sobre esto en los comentarios.

Desbloquea más felicidad en tu vida practicando la gratitud y vive con una mayor sensación de plenitud.

“Reconocer lo bueno que ya tienes en tu vida es la base de toda abundancia”. – Eckhart Tolle

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here