Mantequilla versus margarina: diferencias y como elegir la mejor

0
521
mantequilla derritiendose al lado de margarina

La mantequilla y la margarina se usan para untar en el pan y también para cocinar y hornear. Hay mucha controversia sobre el uso de mantequilla y margarina cuando se trata de sus beneficios o desventajas para la salud.

En décadas anteriores, la opinión científica era que la mantequilla tiene un alto contenido de grasa y, por lo tanto, es mala para la salud. Fue en este contexto que se introdujo la margarina como una alternativa más saludable. Más tarde, sin embargo, los investigadores, nutricionistas y expertos en salud se dieron cuenta de que la mantequilla es más saludable que la margarina, ya que esta última está muy procesada a partir de aceite vegetal.

Comparando Mantequilla y Margarina

Mantequilla

La mantequilla, es un producto lácteo que se obtiene después de separar la nata de la leche, se compone de un 80 % a un 82 % de grasa láctea, un 16 % a un 17 % de agua y un 1 % a un 2 % de sólidos lácteos. Está disponible como mantequilla salada, dulce o mantequilla reducida en grasa. La mantequilla también contiene grasas saturadas, proteínas, calcio y fósforo con algunas vitaminas liposolubles esenciales como las vitaminas A, D y E.

Margarina

La margarina, por otro lado, se prepara a partir de aceites vegetales líquidos mediante el proceso de hidrogenación que satura los ácidos grasos mediante la adición de hidrógeno. La hidrogenación altera la estructura molecular de los ácidos grasos de modo que se pueden formar grasas trans y da como resultado que la grasa adquiera un estado semisólido.

Esto aumenta la vida útil y la durabilidad de la margarina, y también hace que los alimentos cocinados con esta grasa queden más crujientes. Cuanto más sólida sea la consistencia de la margarina, mayor será el porcentaje de grasas trans.

Tanto la mantequilla como la margarina contienen aproximadamente el mismo porcentaje de grasa, entre un 70% y un 80%. Se diferencian entre sí en cuanto a su preparación, ingredientes, sabor, valor nutricional y tipo de ácidos grasos.

La margarina es un producto altamente refinado sintetizado a partir de los aceites de girasol, canola, oliva y algunos otros vegetales. También contiene ácido alimentario (láctico), sal, agua, sólidos lácteos, conservantes, emulsionantes, vitaminas sintéticas A y D y maltodextrina.

Estos aceites en su estado nativo consisten en grasas insaturadas como las grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas. Incluso después de la hidrogenación, contienen más grasas insaturadas que la mantequilla. Por lo tanto, el uso de margarina aumenta el nivel de lipoproteínas de baja densidad o colesterol “malo” y reduce las lipoproteínas de alta densidad (colesterol “bueno”).

La cantidad de grasas trans varía entre los distintos tipos de margarinas. Por ejemplo, la margarina en barra tiene más grasas trans que la margarina en bote. Hay algunas margarinas disponibles que tienen un bajo contenido de grasas trans y un alto contenido de grasas no saturadas.

Aunque la margarina puede estar libre de colesterol o puede tener bajas cantidades de grasas saturadas, también contiene ácidos grasos trans nocivos para la salud y residuos de metales tóxicos (como cadmio y níquel).

Los estudios han demostrado que la presencia de ácidos grasos trans da como resultado niveles más altos de inflamación de bajo grado en varios tejidos, lo que puede tener un impacto severo en afecciones como la artritis y la colitis.

Por otro lado, la mantequilla se produce a partir de leche de animales, como vaca, oveja, cabra, yak y búfala, mediante el simple proceso mecánico de batido. Contiene un alto contenido de grasas saturadas y colesterol, pero no contiene grasas trans. Mejora la absorción de otros nutrientes en los alimentos y sabe mejor que la margarina.

Impacto Del Consumo De Mantequilla y Margarina

Dado que la margarina tiene un nivel de grasas trans variable pero alto, el consumo de margarina puede conducir a una mayor incidencia de enfermedades cardíacas, cáncer y otras enfermedades en comparación con la mantequilla. Por lo tanto, la mantequilla se considera más saludable que las margarinas.

El ácido láurico en la mantequilla también es importante para erradicar o suprimir Candida y otras infecciones fúngicas. Además, la vitamina A, que es una vitamina soluble en grasa que se encuentra abundantemente en la mantequilla, es vital para las funciones suprarrenales y tiroideas normales. Se llevó a cabo un estudio que comparó la composición de la leche materna entre madres chinas y canadienses que consumían mantequilla o margarina. Reveló que las madres canadienses que consumen más margarina que contiene grasas trans que las chinas, tienen mayores niveles de grasas trans en la leche, lo que indica una menor calidad de la leche materna en estas madres.

¿Cuál Elegir Si Tienes Sobrepeso?

Aunque la mantequilla es una mejor opción que la margarina, a las personas con sobrepeso u obesas a menudo se les recomienda no consumir mantequilla. Para estas personas, la margarina con poca o ninguna grasa trans se considera a veces como la mejor opción, ya que puede prevenir aumentos en el nivel de colesterol en la sangre y enfermedades del corazón.

Sin embargo, esta recomendación es muy controvertida porque la margarina contiene muchos aditivos y es un producto puramente sintético en comparación con la mantequilla completamente natural y rica en nutrientes. Muchos otros investigadores, por lo tanto, instan a que la mantequilla se use con moderación en lugar de la margarina, señalando que las grasas saturadas no son mortales como se pensaba anteriormente.

Hoy en día, las margarinas sin grasas trans son producidas por muchos fabricantes y están ampliamente disponibles en el mercado.

Si no puede comer mantequilla, siempre es aconsejable elegir margarinas sin grasas trans, revisando la etiqueta nutricional del producto.

Conclusión

El cuerpo de cada persona puede responder de manera diferente a las grasas dietéticas según las tendencias genéticas, su estado de salud actual, el sexo y su patrón nutricional general.

Muchos otros factores, como el estilo de vida y la genética, juegan un papel en el desarrollo de la enfermedad cardiovascular. El mejor consejo puede ser centrarse en los cambios de estilo de vida que son posibles de hacer para mejorar la salud y el bienestar general, en lugar de centrarse en un solo componente dietético.

Tener cantidades moderadas de mantequilla y margarina a la mano, y alternar la margarina con la mantequilla alimentada con pasto, podría permitirle a una persona obtener los beneficios de ambos sin contribuir a una ingesta excesiva de grasa total.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here